¿Puede el cambio estacional afectar los síntomas en artritis reumatoide?

¿Puede el cambio estacional afectar los síntomas en artritis reumatoide?

La artritis reumatoide es una enfermedad que se ha visto afectada durante ciertas épocas del año. Los cambios meteorológicos estacionales pueden desencadenar ciertos brotes de artritis reumatoide durante los meses de invierno, primavera o verano.

¿Qué es un brote de artritis reumatoide?

Generalmente, las personas que experimentan estos brotes pueden ser más intensos de lo que normalmente puede ser el dolor o la rigidez, incluyendo:

  • fiebre.
  • fatiga.
  • dolor, hinchazón o rigidez de las articulaciones.

Muchos de estos brotes no tienen una causa conocida. Sin embargo, pueden estar relacionados con factores desencadenantes como:

  • alimentos.
  • infecciones u otros problemas médicos.
  • el estado de ánimo o el nivel de estrés de una persona.
  • aumento de actividad física
  • O, el clima.

Por otro lado, algunas personas afirman que el dolor y los síntomas de la artritis reumatoide pueden empeorar durante los periodos de frío, lluvia y presión atmosférica. Pero así también, puede surgir los brotes cuando hay humedad o calor en el exterior.

¿Cómo hacerle frente a estos brotes estacionales?

Estos son brotes difíciles de evitar. Sin embargo, existen estrategias para aliviar los síntomas de la artritis reumatoide. A continuación te daremos algunos consejos:

  • Vístete de acuerdo al clima: Es recomendable que revises cómo estará el clima durante el día, y acorde a ello vístete de acuerdo al clima. Sí hay frío utiliza ropa abrigada y diseñada para retener el calor.
  • Usa guantes de compresión térmica: Estos liberan calor y comprimen los dedos para reducir la hinchazón.
  • Mantén las rutinas de ejercicio: Procura mantenerte en movimiento sin importar la estación del año. Mantenerse físicamente activo es fundamental para controlar la artritis reumatoide.

Los ejercicios cardiovasculares, en entrenamiento de fuerza y los estiramientos pueden ayudar a:

➔aliviar el dolor y la rigidez.

➔mejorar la amplitud de movimiento.

➔aumentar los niveles de energía y el estado de ánimo.

  • Tomar vitamina D: Se dice que los niveles bajos de vitamina D se han relacionado con la artritis reumatoide más grave y con la sensibilidad al dolor.
  • Utilizar la terapia de calor: Las compresas, las duchas y los baños calientes pueden ayudar a relajar los músculos y pueden mejorar la tolerancia al dolor.

Si los síntomas son muy graves, es recomendable hablar con tu médico de confianza para recomendar la medicación o cambios en la terapia

Comentarios

0
eybi yaneth quiroz f
6 meses hace
excelente información gracias por informarme
Like Me gusta Citar

Escribir un comentario

Código de seguridad Refescar

Enviar