Artrosis y enfermedades cardiovasculares

Artrosis y enfermedades cardiovasculares

La artrosis es una afección común que afecta a miles de personas en todo el mundo. Esta enfermedad se caracteriza por el desgaste del cartílago en las articulaciones, lo que conduce a dolor y rigidez. Si bien, la artrosis se considera una enfermedad articular, cada vez más investigadores sugieren que existe una conexión importante entre la artrosis y las enfermedades cardiovasculares.  

Si bien la artrosis y las enfermedades cardiovasculares afectan diferentes sistemas del cuerpo, comparten algunos factores de riesgo comunes que pueden explicar su relación. Alrededor del 70% de las personas afectadas por la artrosis son hipertensas. Tanto, las enfermedades cardiovasculares como la artrosis, comparten factores de riesgo: la edad, la inflamación, el sedentarismo, la obesidad o la diabetes que pueden llegar a ser la causa de ambas enfermedades.   

  1. Inflamación: tanto en la artrosis y en las enfermedades cardiovasculares están relacionadas con la inflamación crónica. En el caso de la artrosis, la inflamación puede dañar aún más el cartílago en las articulaciones, empeorando los síntomas. En las enfermedades cardiovasculares, la inflamación contribuye a la formación de placas en arterias.
  2. Obesidad: la obesidad es un factor de riesgo para ambas condiciones. El exceso de peso ejerce presión adicional sobre las articulaciones de carga, como las rodillas y las caderas, lo que puede aumentar el riesgo de desarrollar artrosis. Además, la obesidad está relacionada con enfermedades cardiovasculares, como la hipertensión y la diabetes. 
  3. Actividad física: la falta de actividad física puede contribuir al desarrollo de la artrosis y también es un factor de riesgo para las enfermedades cardiovasculares. El ejercicio regular, puede ayudar a mantener un peso saludable y reducir el riesgo de ambas condiciones. 
  4. Factores genéticos: la predisposición genética puede influir en la probabilidad de desarrollar tanto artrosis como enfermedades cardiovasculares.  

¿Cómo se puede abordar estas dos enfermedades? 

Dada la conexión entre la artrosis y las enfermedades cardiovasculares, es esencial un enfoque integral para el manejo de ambas condiciones.  

  1. Mantén un peso saludable: si tienes artrosis, mantener un peso saludable puede aliviar la presión sobre las articulaciones. Al mismo tiempo, reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares. 
  2. Realiza ejercicio regular: el ejercicio es beneficioso tanto para las articulaciones como para la salud cardiovascular. Consulta con un profesional de la salud para desarrollar un programa adecuado. 
  3. Controla la inflamación: adopta una dieta antiinflamatoria rica en frutas, verduras y grasas saludables, y consulta a tu médico sobre opciones de tratamiento que puedan ayudar a reducir la inflamación. 
  4. Revisión médicas regulares: realiza revisiones periódicas con tu médico para evaluar el riesgo de enfermedades cardiovasculares y asegurate de que tu manejo de la artrosis sea efectivo.  

Finalmente, la artrosis y las enfermedades cardiovasculares subraya la importancia de mantener un estilo de vida saludable y de abordar factores de riesgo comunes. Consulta a tu médico para un enfoque de tratamiento personalizado que aborde tanto tus articulaciones como tu salud cardiovascular. 

Comentarios

0
Juan Pablo Cujuy
4 meses hace
Muy buena informacion
Like Me gusta like 1 Citar

Escribir un comentario

Código de seguridad Refescar

Enviar